GOLOVKIN Y CANELO EMPATARON EN UNA MAGNÍFICA PELEA Y APUNTAN A UNA "REVANCHA"

Deportes 17/09/2017 Por
Ambos púgiles sacaron a relucir su técnica, potencia y valentía y no se sacaron ventajas según los jueces de la pelea. Al finalizar, tanto el kazajo como el mexicano declararon a favor de encontrarse nuevamente en el ring.
H14v9ujcW_640x361

Los boxeadores Saúl "Canelo" Álvarez y Gennady "GGG" Golovkin empataron en un vibrante combate por el título mundial de los pesos medianos hoy en Las Vegas, por lo cual Golovkin mantendrá los tres títulos mundiales que puso en juego.

Las tarjetas de los jueces fueron 118-110 para el mexicano, la más polémica de la noche, y 113-115 para el kazajo. El tercer juez dictó 114-114 para completar la igualdad, lo cual provocaría una revancha en los próximos meses.

"Si la gente quiere, hacemos revancha", aseguró el peleador mexicano después del combate, bajo el abucheo generalizado de los que minutos antes lo habían animado. "Le volvería a ganar. No tiene una pegada como decían, no me sorprendió nada, gané siete u ocho rounds fácil", añadió.

"Quería una pelea de verdad y eso fue, dramática por momentos. Estoy feliz. Los jueces dieron empate, perosigo siendo el campeón,yo tengo los cinturones y quiero pelear, ya sea una revancha o lo que sea", contestó Golovkin.

Hubo que esperar para verlos en el cuadrilátero, pero la pelea no decepcionó. Los expertos coincidieron en que el boxeo necesitaba una noche así. El choque fue de tú a tú, entre los dos mejores de los medianos y dos de los mejores libra por libra del mundo.

Álvarez empezó mejor. El mexicano de 27 años sorprendió con una gran movilidad y un contragolpeó muy efectivoal campeón kazajo, que recién apareció en el cuarto round y no volvió a irse de la pelea.

Con la respuesta de Golovkin, Álvarez empezó a usar las cuerdas cada vez más, pero incluso en los mejores momentos del kazajo, el mexicano respondió con varios contragolpes y una extraordinaria condición física.

Golovkin dañó al mexicano sobre todo en el octavo y noveno episodio, pero el intercambio nunca cesó. Álvarez, que fue local hasta antes del anuncio de las tarjetas en el T-Mobile Arena, ante 20.000 espectadores, mostró valentía y resistió una de las pegadas más poderosas del mundo.

La recta final, con ambos púgiles extenuados, dejó ver a un Golovkin que siempre buscó ir para adelante, decidido a rematar el combate. Álvarez, retrocediendo pero siempre presente, hizo valer su estrategia aún en el final.

En el último round, a pesar de que ambos boxeadores quisieron ir por el nocaut, como habían anunciado en la previa, no pudieron imponerse, ya muy cansados. Con el final, ambos se declararon ganadores y los jueces decidieron que había sido un empate.

Golovkin, todavía invicto, aunque ahora con 37 victorias y un empate, retendrá los títulos mundiales en peso mediano de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), así como el del Consejo Mundial de Boxeo (CMB). Álvarez se quedó con un récord de 49 triunfos, una derrota y dos empates.

(Clarín)

Te puede interesar