TRAGEDIA DE ONCE: LA DEFENSA DE JULIO DE VIDO PIDIÓ LA ABSOLUCIÓN

Nacionales 04/10/2017 Por
Se realizó la segunda jornada del juicio oral y público. Su abogado también pidió la nulidad del proceso: "No puede defenderse porque no se sabe de qué lo acusan".
julio de vido

Durante la segunda jornada del juicio oral por la tragedia de Once, la defensa del ex ministro de Planificación pidió la nulidad de las acusaciones que se le realizan y su absolución. "No puede defenderse porque no se sabe de qué lo acusan", aseguró su abogado Maximiliano Rusconi.

"Solicito la nulidad de las acusaciones de la Fiscalía y de las querellas. Lamento que las irresponsabilidades de etapas anteriores coloquen en este lugar al tribunal. Se requiere un heroísmo descomunal por la presión que existe. La única decisión correcta es la absolución de nuestro defendido", sostuvo Rusconi ante el Tribunal Oral Federal 4.

La defensa basó su pedido en los delitos por los que está acusado De Vido: coautor de estrado culposo y participe de administración fraudulenta.

"El delito culposo no admite coautoría. La participación es un delito que no es autónomo, el partícipe depende de un autor. No sé cuál es el autor principal en el requerimiento de elevación a juicio del fiscal. ¿Quién es el autor principal de mi defendido?", planteó Rusconi.

El ex funcionario de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner se expone a una eventual condena de hasta 11 años de prisión.

Durante la primera audiencia, De Vido escuchó la acusación en su contra ante la atenta mirada de los familiares de las víctimas, quienes se apostaron detrás de un vidrio en la parte posterior al recinto. El ex ministro nunca se dio media vuelta para mirarlos a los ojos.

Ya hubo un primer juicio en el que se determinó que el tren funcionaba en malas condiciones y que hubo malversación de los fondos que el Estado le daba a TBA para el mantenimiento del servicio. El Tribunal Oral Federal 2 condenó entonces a los ex secretarios de Transporte Ricardo Jaime, a la pena única de seis años de prisión, y Juan Pablo Schiavi, a ocho años; a Sergio Cirigliano, dueño de TBA, a nueve años; a 17 ex directivos de esa compañía; y a Marcos Córdoba, el motorman que manejaba el tren, a tres años y seis meses.

Infobae

Te puede interesar