Jujuy, preparada para las inclemencias del verano

Locales 20 de enero de 2020 Por
La geografía provincial nos expone a periodos estivales con riesgo de desbordes, cortes e inundaciones para algunas poblaciones, aunque el despliegue en las estaciones anteriores del Plan Hídrico Provicial disminuyeron el impacto, y los equipamientos de Vialidad e Hídricos adquiridos en 2016 y 2018 permiten la asistencia y restablecimiento de situaciones que antes llevaban días u obligaban a tercerizar las tareas.
IMG_20200119_091644-1024x768

La semana que pasó reunió tormentas y ráfagas que provocaron crecidas, desbordes, desplazamientos de material y anegamientos en distintos puntos de la provincia, situaciones que fueron abordados por equipos de las diversas áreas del Ministerio de Infraestructura, a cargo de Carlos Stanic.

Los equipos de las Direcciones Provinciales de Vialidad (DPV) y de Recursos Hídricos (DPRH) restablecieron conexiones viales sobre la Ruta Nacional (RN) 40 y rutas provinciales (RP) cercanas. También, trabajaron en RP del valle y del ramal. También, equipos de las Secretarías de Ordenamiento Territorial y Vivienda y de Energía desplegaron sus equipos para atender situaciones sociales en los barrios, y para monitorear el servicio de energía eléctrico y restablecerlo donde hizo falta.

En el norte jujeño, la RP 11 y la RP 74 a la altura de Mina Loma Blanca, Coranzuli, como también los accesos a Paicone, Cusi Cusi y Mina Pirquita, fueron despejadas con retropalas, carretones y camiones de la provincia. Así, quedaron liberados los pasos, siempre bajo la recomendación de extremar los cuidados y precauciones de tránsito, ya que los pronósticos siguen indicando nuevas precipitaciones en la región.

En el caso de las RP 11, aclararon los equipos viales, se puede circular con mucha precaución por el estado del camino y por la crecida de los arroyos en la Cuesta y en Abra de Rachaite.

IMG_20200119_091714-1024x768

Asimismo, en la RP 7 a la altura de Moreta, los equipos trabajaron equipos dando auxilio a un colectivo y liberando la traza.

En la zona de Quebrada, quedó liberado el camino a las serranías del Hornocal, para lo que los equipos trabajaron con una motoniveladora de Vialidad.
Al sur provincial, personal del campamento del distrito Ramal de la DPV trabajó en la
RP 83 y limpió varios derrumbes menores a la altura de Hamaquita, donde lograron dar paso y dejarla transitable (con precaución por calzada húmeda y continuas lluvias por sectores). Para este tramo, queda siempre la recomendación de no transitar de noche. Por precaución, la DPV mantiene cortado el paso altura Hueco Azul (entre Valle Colorado y Santa Ana).

La RP 25 quedó transitable con precaución sólo para camionetas hasta río Sauzal, KM 30, por cruces de cauces naturales. Los equipos viales trabajaron y continúan en 20 kilómetros hasta la zona de Maíz Gordo, KM 51, sobre cortes ocasionados también por cruces de cauces naturales.

En la RP 84, altura El Bananal, hubo una erosión del margen de camino que dejó la calzada angosta; y hubo encharcamientos puntuales que dejaron la calzada húmeda. Para abordar la situación, se trasladó material para mejorar calzada y mañana lunes comenzarán las reparaciones y construcción de desagües en sectores erosionados tras estos eventos.

En la RP 6 entre Aguas Blancas y Abra de los Morteros, la DPV trabajó en ensanchamiento, despeje de calzada y mejoras en sector de derrumbe.

La RP 19 también fue abordada, y quedó transitable con precaución hasta el KM 17, río Colorado, donde los equipos trabajan sobre cortes por crecida del río mencionado.

La RP 4 tambien fue despejada por los viales de la provincia, que trabajaron quitando material que se había desplazados desde el cerro y la había cortado a unos 800mts del hotel del lugar.

Las cuencas de toda la provincia fueron sistematizada durante el año, en temporadas previas al verano, y por eso, si bien por bastante impredecibles siempre se viven eventos que complican la cotidianidad ciudadana en su tránsito por rutas, la temporada estival en los principales ríos no impacta de lleno en lugares con presencia humana, como antes sucedía en, por ejemplo, los barrios San Martín o Punta Diamante, en la capital, en Volcán, al acceso a la Quebrada, o en pueblos lindante al río San Lorenzo, en el Ramal jujeño.

Te puede interesar