Habló la abuela del rugbier acusado de golpear hasta la muerte a Fernando: “Quizás mis nietos andan en la joda, pero no son ignorantes”

Nacionales 22 de enero de 2020 Por
Ciro Pertossi, jugador del Arsenal Zárate, permanece detenido en una celda de una comisaría acusado de ser uno de los autores materiales del crimen. Su hermano Luciano y su primo Lucas están acusados de ser sus cómplices
hjuu
La abuela de los Pertossi en su casa de Zárate.

La abuela Pertossi posa las manos en la reja vieja de su ventana trepada por plantas y piensa en la paradoja bonaerense de su vida: “Criás al mejor hijo, al mejor nieto, y después te llama la Policía y te lo trae muerto".


Pero su nieto no es el que está en la morgue, en el hospital o en el cementerio.
Todo lo contrario.


Sus nietos, tres de ellos, Ciro, Luciano y Lucas Fidel, ninguno mayor de 20 años, jugadores del Arsenal Náutico, el único club de rugby de Zárate, esperan en celdas de comisarías de Villa Gesell y Pinamar acusados de ser parte del crimen más indignante de los últimos tiempos: golpear hasta la muerte a Fernando Báez Sosa, diez contra uno, sin piedad en una emboscada a traición por un vaso volcado y un roce de gallos en una pista de baile, matarlo por nada.
 
La abuela habla de Ciro, puntualmente, de 19 años. “Estudia, es un chico modelo, corta el pasto, es ejemplo de la gente”, dice. La Justicia dice otra cosa. Para la fiscal Verónica Zamboni, de acuerdo a filmaciones y testimonios en su investigación, Ciro Pertossi es junto a su compañero Máximo Thomsen el acusado de golpear a Fernando hasta la muerte. En cambio, su hermano Luciano y su primo Lucas Fidel, registrado en los rubros de arquitectura de la AFIP y parte de una sociedad dedicada al rubro, fueron acusados de ser partícipes necesarios en el hecho.

—¿Fueron violentos alguna vez?


-Noooo, ¡para nada! No recuerdo ni un problema.

Te puede interesar

Boletín de noticias