Qué se regalaron Alberto Fernández y Emmanuel Macron tras un almuerzo en el Palacio del Elíseo

Internacionales 05 de febrero de 2020 Por
Tras un encuentro privado, los mandatarios comieron junto a las delegaciones de ambos países
macron-alberto-fernandez-g20191105-801388

Los regalos que intercambian los jefes de Estado en el marco de sus encuentros bilaterales no solo cumplen una función protocolar, también son una oportunidad de impresionar al otro, sobre todo si los obsequios tienen alguna connotación personal.

Así como Alberto Fernández le regaló al papa Francisco un busto con la figura del Negro Manuel, un personaje del siglo XVII ligado a la Virgen de Luján, un telar artesanal confeccionado por chicos con discapacidad, un libro sobre cafés históricos y bares notables de Buenos Aires y un calendario inclusivo, el presidente argentino buscó apelar al toque personal en su encuentro con su par francés, Emmanuel Macron.


Luego de una reunión privada, los mandatarios compartieron con las delegaciones de ambos países un almuerzo en el Palacio del Elíseo en París, la residencia del presidente francés, y tras la comida, intercambiaron presentes.
 
Primero fue el turno de Macron, quien le obsequió a Fernández una guitarra de roble que impresionó al argentino. “Espectacular, espectacular”, se lo puede escuchar a Fernández, que inmediatamente abrió la funda, tomó la guitarra e intentó tocar algunos acordes. De todas formas, desistió porque, argumentó, el instrumento no estaba “afinado”.

Luego de guardar la guitarra, Fernández procedió a entregarle a Macron el obsequio de la delegación argentina. “Esto es un regalo nuestro que tiene que ver con sus gustos. Ábralo… Abrilo y después te lo dedico”, le dice el ex Jefe de Gabinete.

Tras abrir dos paquetes, Macron descubre que se trata de una colección de libros de Jorge Luis Borges publicados por la editorial independiente francesa Gallimard y que forman parte de la prestigiosa colección Biblioteca de la Pléiade. “Ah, qué bien. Yo los tengo en la colección blanca, como se dice. Muchas gracias”, reacciona Macron.

Te puede interesar