Según el Ministro de Seguridad, el caso en Puerto Deseado ya "está esclarecido"

Nacionales 26 de febrero de 2020 Por Aquí Jujuy
Diario Aqui Jujuy

El ministro de Seguridad de Santa Cruz, Lisandro de la Torre, aseguró que el crimen en Puerto Deseado “está esclarecido a nivel policial” y que los dos sospechosos “ya fueron puestos a disposición de la Justicia”.

En las últimas horas, los autores del crimen y la violación fueron apresados e identificados.

El adolescente 16 años confesó haber participado del ataque a la turista y aportó datos que permitieron hallar el teléfono celular que le habían robado a la víctima. Con su declaración, el menor fue imputado y trasladado al Centro de Detención Juvenil de Río Gallegos, donde quedará bajo resguardo ya que se trata de un menor de edad.
 
“A mi hijo no le enseñé a robar ni a lastimar a la gente, si la hizo, que la pague”, expresó su padre Julio Machado. "Yo sé la gravedad de esto. Con todo el dolor del alma, lo entregué. Pero tiene que pagar”, agregó en diálogo con el canal TN y FM Dimensión, y negó que su hijo tenga alguna patología psiquiátrica: “Él recuerda todo lo que pasó”.

Según su testimonio, el adolescente imputado se defendió al asegurar que fue “obligado” por Omar Alvarado, el otro joven de 24 años que terminó detenido el sábado pasado en el marco de la investigación. Con los aportes del menor, el juez a cargo de la causa ordenó una inspección en una escollera ubicada a unos 2 kilómetros de donde ocurrió la violación de la mujer y el asesinato de su hijo. Tras esa instrucción, personal de la Policía de Santa Cruz encontró el teléfono celular de la víctima. El dispositivo estaba escondido entre las rocas y había sido dejado allí por el adolescente.

En lo que respecta al joven con mayoría de edad, el sospechoso fue acusado por los delitos de “rapto, robo, abuso sexual con acceso carnal, tentativa de femicidio" en el caso de la mujer, y homicidio por la muerte del niño de 4 años.

El sospechoso fue identificado en una rueda de reconocimiento realizada por la víctima y, tras quedar formalmente imputado, fue trasladado a una dependencia policial de Caleta Olivia para evitar posibles incidentes con vecinos que se manifestaron en Puerto Deseado.

El atroz caso generó una profunda conmoción en Puerto Deseado, que se vio colmada de movilizaciones de vecinos en reclamo de Justicia. Tras ser identificados los agresores, lo que resta es que el juez Villa avance en la instrucción y determine la penas que le corresponde a cada imputado.
 

Te puede interesar