La Plata: un joven fue asaltado cuando mantenía relaciones sexuales en la calle

Nacionales 16 de marzo de 2020 Por Aqui Jujuy
Actuó junto a un cómplice que sorprendió a la víctima por atrás. Sucedió en la denominada "zona roja".
asalto1

Un hombre fue asaltado en la llamada “zona roja” de la Ciudad mientras mantenía relaciones sexuales en la vía pública. Los vecinos reclaman desde hace años más control y seguridad en la zona ya que, según dicen, conviven con este tipo de situaciones.

El hecho ocurrió en 63 entre 1 y 115 alrededor de las 7 de la mañana del sábado. Según puede verse en un video que fue enviado por un vecino al diario El Día, la víctima se encontraba con los pantalones bajos mientras otra persona, que se ve en cuclillas, le practicaba sexo oral cuando fue sorprendida por atrás por otro sujeto que se avalanzó sobre él para quitarle sus pertenencias.

Luego de un forcejeo entre los dos hombres , la persona que se encontraba en cuclillas se sumó al robo ayudando a quien inició la agresión a quitarle al hombre los objetos de valor que tenía en sus bolsillos. Tras varios minutos de manotazos y golpes, los dos deliencuentes lograron su cometido y huyeron.

asalto

De acuerdo con lo que informó el diario local El Día, el video fue aportado por un vecino del lugar que, cansado de presenciar diariamente este tipo de hechos, decidió compartir las imágenes para que se conozca la realidad que se vive en la denominada zona roja de la capital bonaerense.

“Desde hace mucho venimos pidiendo a las autoridades que se elimine la presencia de estas personas en las esquinas de nuestro barrio por este tipo de escenas que nos toca ver a nosotros y a nuestros hijos. Ya no sabemos qué decirles a los más chicos” explicó el dueño del local cuyas cámaras de seguridad grabaron el robo.

El hombre explicó que las escenas de sexo en la vía pública es algo habitual, como también lo es la venta de drogas ilegales: “Llegan autos de alta gama y nadie hace subir a estas chicas. Hablan por la ventanilla, hacen un pasamanos y se van”, precisó. “Nos sentimos inseguros. A las nueve estamos todos en casa como si se tratara de un toque de queda. El tema es que al otro día, cuando querés salir temprano a trabajar o llevar a los chicos a la escuela estas personas siguen ahí. El panorama es desolador. Se ve peleas, pedradas, gritos, borracheras, se tiran con jeringas, hay preservativos por todos lados”, cerró.

(Diario El Día)

Te puede interesar