INUNDACIONES EN EL LITORAL: La CAME pide que se declare la emergencia económica

Nacionales 19 de enero de 2019 Por
La Confederación Argentina de la Mediana Empresa lo solicitó mediante una carta dirigida al Ejecutivo nacional.
inundaciones-el-gobierno-nacional-amplió-la-ayuda-en-cuatro-provincias

Mediante una carta dirigida al Ejecutivo nacional, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) le solicitó al jefe de Gabinete, Marcos Peña, y al ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, que declaren la emergencia económica y el desastre agropecuario en las provincias de Santa Fe, Santiago del Estero, Chaco, Entre Ríos y Corrientes, por las graves inundaciones que padecen.

La Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro) alertó sobre el impacto económico que se registra en distintas provincias tras las inundaciones. "En algunas localidades del país las pérdidas son totales", advirtieron desde el organismo rural y resaltaron que "si se toma el 13,8 por ciento de superficie afectada que reveló la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, unas 2.4 millones de hectáreas, equivalentes a 6.5 millones de toneladas, quedaron bajo el agua sin utilidad, lo que restaría la facturación de al menos 2.200 millones de dólares (unos 340 dólares FOB la tonelada)".

Ante esta situación, desde la CAME emitieron una misiva hacia el Gobierno nacional con el objetivo de solicitar que se declaren la emergencia económica y el desastre agropecuario en Santa Fe, Santiago del Estero, Chaco, Entre Ríos y Corrientes, provincias que se vieron seriamente afectadas por las inundaciones.

En ese sentido, desde la cámara empresaria le propusieron "que se disponga una ayuda financiera especial para todas las actividades económicas perjudicadas por esta situación climática. En este sentido, planteamos la posibilidad de que se otorgue una moratoria amplia para los sectores que generan riqueza como el comercial, industrial y productivo. También pedimos que se implemente el Ahora 12 todos los días en las localidades afectadas".

Además, le requirieron "que las entidades financieras públicas otorguen tasas de redescuento bonificadas para dar alivio financiero y que las privadas no perciban comisiones por los depósitos en efectivo", al tiempo que argumentaron que estas solicitudes se basan en "el garrafal daño que producen estos excesos hídricos no solo a nivel social, sino en los sectores comercial, productivo y turístico que inevitablemente mermarán sus actividades".

En tanto, Carlos Iannizzotto, presidente de la entidad rural, aseveró durante el miércoles que "los años pasan, falta planificación y las obras no se ejecutan. Hoy la falta de infraestructura genera al campo un daño con altos costos. Con la emergencia no alcanza ni es suficiente, aunque es necesario que se aplique lo antes posible. La magnitud del desastre es compleja y esto se agrava, aún más, porque para ayudar al productor tenemos tasas de interés que están fuera del alcance de la gente, ante su escasa rentabilidad".

"No nos sobra ningún productor. El país necesita más hectáreas sembradas y más productores. Hay que invertir en obras hídricas, viales, energéticas y habitacionales para el campo", explicó el referente rural, al tiempo que resaltó las lluvias dejaron en condiciones regulares a malas a 2,2 millones las hectáreas sembradas con soja, siendo que en unas 500.000 se encuentran muy comprometidas por el agua.

Fuente: Data 24

Te puede interesar