Vio a una mujer que se iba a suicidar y llamó a la Policía: era una sombrilla

Internacionales 24 de mayo de 2019 Por
Una vecina confundió el vestuario de los personajes creados por Margaret Atwood y creyó que alguien quería tirarse desde la terraza.
parece-pero-no-es-la___-PJETVhY2_1256x620__2

Desde la ventana vio algo espeluznante. Una mujer quería suicidarse tirándose desde un piso 11. Además, estaba vestida con el traje característico que Margaret Atwood imaginó para las criadas de su novela El cuento de la criada: capa roja y cofia blanca. Son tiempos difíciles y Casey McCormick, actriz del UCB Theatre de Nueva York, alertó a sus compañeros de oficina. Todos estuvieron de acuerdo:había que pedir ayuda. "Hay tantas cosas que pasan en la política del país que no me sorprendería que alguien tomara una decisión como esa.

Por eso, la situación se volvió muy aterradora", explicó más tarde a la prensa. Pero no había ninguna suicida en esa terraza: era la sombrilla de una familia suizoargentina. "Me enteré leyendo el diario", contó el dueño del parasol más famoso de la jornada. La historia tuvo más de 400 mil retuits y miles de comentarios. Hasta la Policía de Nueva York y Netflix se sumaron con humor.

Suizo de nacimiento e hijo de padres de Galicia, Miguel vive en Nueva York desde hace pocos años con su esposa nacida en Buenos Aires, una ejecutiva de una empresa multinacional, y sus dos hijas. Ayer, la policía llegó hasta el edificio en el que la familia reside en Manhattan y pidió al portero que habilitara el acceso hasta el último piso porque habían recibido un alerta por un intento de suicidio. Sin embargo, cuando llegaron hasta ahí, solo encontraron una sombrilla roja con un pompón blanco arriba. El oficial se retrató con el parasol y avisó a Casey McCormick que todo estaba en orden.

La chica, más tranquila y un poco divertida por el error, contó el episodio en su cuenta de Twitter. "Creí haber visto a una mujer vestida como una criada que iba a saltar de un edificio. Llamé al 911", explicó. Además, publicó fotos de la supuesta suicida y del efectivo abrazado a la sombrilla: "Todos a salvo", le escribió. En cuestión de minutos, lo ocurrido estaba en la web del NYPost.

En el artículo, la chica de 30 años que trabaja en una empresa vinculada con la comunicación contó que la puso contenta que no hubiera una mujer en esa situación. "Me sentí tan tonta", agregó. Pero el Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York (NYPD), la mayor fuerza de policía local de Estados Unidos, le escribió para reconfortarla: "Es mejor estar seguro que lamentarlo. [La policía de Nueva York] lo tomó muy en serio”, le explicaron. Y agregaron una foto con la sombrilla y el mensaje: "Bendito sea el paraguas", aludiendo al tono de la popular serie.

Al ratito y para no ser menos, la cuenta oficial de Netflix también intervino con otra referencia al espectáculo distópico, comentando: "Ofumbrella", en referencia al nombre que reciben las criadas en la novela (Como Ofred, es decir "De Fred") . Mientras eso sucedía, Miguel leyó la prensa y encontró su sombrilla en primera plana.El hombre, emprendedor dedicado a la comercialización del mate en el mundo, no podía creerlo. "Me enteré leyendo el sitio del NYPost", dijo anoche desde su casa.

Más en serio, el medio de Nueva York consultó al Departamento de Policía de Nueva York que confirmó que recibieron una llamada alrededor de las 11, cerca de West 27th Street y Park Avenue South, y que los agentes de la 13ª comisaría respondieron que "pudieron acceder al edificio y, tras una investigación, confirmaron que la persona resultó ser un paraguas".

Mientras Casey McCormick aprovechó sus 15 minutos de fama para señalar: "Creo que los neoyorquinos deben cuidarse unos a otros y cuando uno ve algo así, tiene que hacer algo", Miguel caracterizó a su sombrilla: mañana, saldrá al aire en un programa humorístico de la televisión suiza que desea entrevistar al paraguas más famoso del día. Eso si, posa con un mate.

Fuente: Clarín

Te puede interesar