Una auditoría revela que Moyano giró $200 millones de OCA a Camioneros e Independiente

Política 04 de agosto de 2019 Por
El líder camionero es investigado por la supuesta transferencia de dinero de OCA a empresas vinculadas a su familia y al club que dirige.
hugo-moyano-foto-lucia-merle___s5ZNYL4r5_1256x620__2

OCA fue declarada en quiebra por la Justicia el 1º de abril tras una deuda de $7.000 millones, en gran medida, impositiva. Así, la decisión del juez civil y comercial de Lomas de Zamora Pablo Tejada hizo que Patricio Farcuh deje de ser el dueño del principal correo privado del país.

El empresario entregó una auditoría que ordenó en noviembre de 2018 donde acusa al gremio de Hugo Moyano de "usurpar la firma", afirmando que "sólo se dedicaron al pago de sueldos" e "incurrió en gastos financieros elevados para el descuento de cheques".

Además, "no ajustó el pago de gastos excesivos" y "no pudo frenar los cobros compulsivos de la AFIP", que entonces rondaban los $1.000 millones. Según consigna Clarín, desde el Sindicato sostienen que "no hay una sola imputación" sobre las autoridades y rechazan todas las acusaciones.

El informe de BRG señala que hubo pagos por parte de OCA desde mayo de 2016 a mayo de 2017 (período que definen como de "usurpación), al Sindicato de Camioneros por $ 95.227.645, al Fideicomiso Arístides por $49.352.532, a Caminos Protegidos Aseguradora (la ART de Camioneros) por $40.668.600 y a Dixey SA $2.152.115 y pagos complementarios posteriores por $10.701.705.

De esta forma, de un total de $325.302.896 realizados ese año, casi $ 200 millones fueron remitidos a firmas vinculadas a Moyano. Desde el gremio aseguraron a Clarín que se hicieron "cargo de los los sueldos de la gente porque había rumores que se cerraba la firma".

La situación financiera de la compañía llevó al juez Tejada a decretar la quiebra. Desde entonces, se nombraron tres interventores y se busca darle continuidad a la actividad de OCA, según señala Clarín.

La auditoría señala que hubo pagos en abril de 2016 por $1.152.11,38 a la empresa Dixey SA, propiedad de Liliana Zulet, esposa de Hugo Moyano, que se dedica a la confección de uniformes. La compañía además es investigada en el fuero penal por facturaciones realizadas a la Mutual del Gremio (presidida por Pablo Moyano).

BGR asegura que se realizó una licitación donde una firma ofertó $9,9 millones, pero OCA le otorgó a Dixey por $12.811.055. También Se analizaron 76 compras y se consignó que "se realizaron 42 de ellas sin intervención o gestión de Compras".

Entre los proveedores se encontraban también el Fideicomiso de Administración Arístides por una suma de $5 millones el 17 de febrero de 2017, vinculado, según la Justicia, al Club Independiente conducido por los Moyano en una causa penal por lavado de dinero. Y es investigado por girar la misma suma de dinero a Aconra SA una constructora de Zulet que a su vez, realizó obras a favor del gremio y de la sede deportiva.

Fuente: IProfesional

Te puede interesar