La mujer a la que Mauricio Macri le besó el pie: “Fue el beso de la Patria”

Nacionales 08 de octubre de 2019 Por
Manuela Ledesma subió al escenario durante la marcha del “Sí, se puede” en la provincia. Contó que volvió descalza a su casa, pero feliz. “Yo lo quiero otros cuatro años más”, arengó.
20191008_183007

Manuela Ledesma, una tucumana que este lunes participó de la marcha del "Sí, se puede" en la capital de su provincia, estrenó sus 72 años con un regalo tan insólito como inolvidable: un beso del presidente Mauricio Macri en su pie derecho. Para la mujer, ferviente simpatizante del gobierno nacional que lidera Cambiemos, ese gesto fue mucho más que un eufemismo: "Fue el beso de la Patria", definió.

En declaraciones a radio Futurock, Manuela dio detalles de cómo terminó arriba del escenario durante el acto. "Una de las chicas que estaba conmigo le gritó 'está cumpliendo años' y él escuchó. Se acercó otra persona que estaba ahí y cuando yo me ví arriba, ya perdí el zapato, buscaba el zapato. Me daba vergüenza estar ahí, que me presente a un presidente sin zapato", relató la señora.

El paradero de su calzado terminó siendo el detonante para que Macri, un poco confundido por los gestos de Manuela, terminara besándola en el pie desnudo. "Le dije 'yo perdí el zapato' y le mostraba mi pie. Entonces me dice 'a ver', y yo levanté el piecito así, él se agachó y me besó. No lo podía creer. Yo no lo esperaba. Me dice 'Mi cenicienta', yo lo tomé con una alegría, una felicidad. La pasé divino", describió la mujer al aire.

Durante el diálogo, Manuela dejó muy en claro su deseo de que Macri siga gobernando el país. "Me levanté temprano como toda gente grande, miré al cielo, levanté mis manos y le pedí tanto a Dios que me lo proteja al Presidente, y le pedí a David que voltee a Goliat, no quiero otro presidente, yo lo quiero otros cuatro años más", señaló, al tiempo que aseguró que a ella la crisis económica no la afectó.

"A mí no me afecta en nada la crisis, porque acá hemos tenido tantos gobernadores que antes había bono acá en Tucumán, tenía que cambiar el bono por plata y pagaba mucho más la luz. Que alguien si quiere venir en un debate y hablar que digan que ya en otra época los chicos morían de desnutrición", apuntó Manuela.

Con un hermano ex combatiente de Malvinas, y un sobrino y ahijado al que "le mataron en Tucumán", tal cual lo contó en la entrevista, Ledesma dice haber atravesado una tristeza muy grande. El saludo, el abrazo y la arenga de Macri frente a todos los que apoyaron la marcha en esa provincia, para ella fue reparador.

"Es algo hermoso, cuando lo miré a los ojitos al presidente no lo podía creer. Le pedí por favor que salve a la Patria. Su beso no fue el beso de Macri, es el beso de la Patria", cerró Manuela, que volvió a su casa "descalza pero feliz", y que se convirtió en toda una celebridad.

Fuente: Clarín

Te puede interesar