Colegio católico echó a alumnos que defendieron a un compañero gay

La institución expulsó a cuatro estudiantes que se solidarizaron con otro presuntamente hostigado por ir a clase con una pulsera que tenía los colores del colectivo LGBT. Desde la escuela niegan discriminación.

Nacionales Por: Aquí Jujuy 11 de diciembre de 2018
0035910463

Un colegio católico de Salta expulsó a cuatro alumnos que se habían manifestado en contra de un acto de homofobia. Los chicos defendieron a un compañero que habría sido hostigado por el preceptor de la institución educativa.

Según la denuncia, todo comenzó cuando en octubre pasado un estudiante de cuarto año fue al colegio Santa María exhibiendo en su muñeca un brazalete con los colores del colectivo LGBT.
Esto provocó el hostigamiento del preceptor, quien obligó al joven a quitarse inmediatamente el brazalete, seguido de un reproche por utilizarlo. Días más tarde la institución debió disculparse por lo ocurrido a través de una carta.

"Mi cliente junto a otros tres compañeros repudiaron esto a través de una fotografía en Internet: una mano haciendo fuck you frente a una remera del colegio", detalló Carlos Humberto Saravia, abogado de Santiago Casares, uno de los adolescentes expulsados.

Luego de que un integrante de la comunidad educativa advirtiera que la imagen circulaba en redes sociales, los jóvenes fueron citados por las autoridades para dar explicaciones. Además de sacarla de circulación, los estudiantes presentaron disculpas por escrito, pero el colegio no estaba dispuesto a dejarlo pasar.

"Mi nieto mayor, de impecable trayectoria académica y de conducta, fue expulsado del Colegio Santa María de Salta por defender a un compañero gay de la cobarde agresión y humillación a que lo sometió un consejero de ese colegio", escribió la abuela de Casares en Twitter.

A su vez, la familia del adolescente expulsado por usar la pulsera LGTB realizará este martes una presentación ante el Inadi por discriminación y ante el ministerio de Educación provincial contra el colegio.

Entre tanto, el Ministerio resolverá una medida antes de fin de año, mientras que, a través de un comunicado, el colegio Santa María negó que haya incurrido en una situación de discriminación.

“En ese marco, informamos que a un alumno de cuarto año, que manifestó libremente su identidad de género (SIC), se lo respetó como se los respeta a todos los integrantes del colegio y se lo acompañó como se lo hace con todos los alumnos. En cuanto al episodio de la pulsera que portaba, se aclara que el equipo directivo, en una entrevista personal realizada ese mismo día, lo escuchó y atento a sus manifestaciones, realizó una excepción al reglamento que ya era conocido por el alumno, autorizando su uso hasta el último día de clases”, expusieron desde la institución. 

"La Ley 7.934 aquí en Salta reconoce el derecho de admisión para los colegios, pero lo que se discute es si este se ejerce al momento de ingresar o si cada año se puede hacer valer nuevamente", expuso Saravia, que destacó: "Mi cliente tiene un promedio de 8,60 y ninguna sanción disciplinaria en 12 años".


 

Te puede interesar