JUBILADOS: Macri se molestó con las desiciones de la Corte Suprema

El Presidente se enteró en Montevideo del resultado de la acordada sobre jubilaciones y de la decisión de dejar sin funciones a Rosenkrantz.

Política Por: Aquí Jujuy 19 de diciembre de 2018
usWR2Fmkz_1256x620__1

Mauricio Macri se enteró en Montevideo de las dos novedades que tenía preparadas para este martes el tridente peronista en la Corte Suprema de Justicia. Había llegado a las 10 de la mañana a la capital uruguaya para asumir la presidencia del Mercosur, y allí le avisaron que la acordada sobre la actualización jubilatoria saldría con el apoyo concurrente de Elena Highton, que se sumó al voto de Ricardo Lorenzetti, Horacio Rosatti y Juan Carlos Maqueda. Su furia se incrementó cuando un colaborador le leyó un resumen del voto de la mayoría que le habían preparado algunos juristas que lo asesoran.

Allí, en esa minuta que le llegó a su teléfono desde Buenos Aires, Macri vio claramente que Lorenzetti, Rosatti y Maqueda se entretuvieron específicamente en castigar con el martillo de la declaración de inconstitucionalidad a un par de medidas tomadas bajo su presidencia.

Entre otras cosas, acusa uno de los funcionarios que habló con el Presidente luego del fallo, la decisión de la Corte le quita al Poder Ejecutivo la facultad de definir un índice de actualización de haberes jubilatorios y se la pasa al Congreso, "a pesar de que saben muy bien que hoy no existen las condiciones para que el Congreso se ponga de acuerdo en un tema así".

La única cuestión que tranquilizó al Gobierno es que la acordada no dejó abierta la puerta para que los jubilados que ya aceptaron la Reparación Histórica pretendan volver a litigar con la ANSeS tomando en cuenta la nueva resolución judicial.

La otra noticia que enojó al Presidente en el mediodía uruguayo fue que los tres magistrados peronistas pusieron por escrito un dato que ya preocupaba al Gobierno: el despunte de una nueva mayoría. Lorenzetti, Rosatti y Maqueda dejaron sin funciones relevantes al presidente del cuerpo, Carlos Rosenkrantz.

El rumor de que sobrevendría ese coup d'Etat, como lo llama un importante funcionario macrista del área jurídica, corría en el Poder Ejecutivo desde la noche del lunes, pero los habitantes de la Casa Rosada que leyeron esa acordada entendieron que en su preparación se gastaron varias semanas.

"Esa acordada está fundamentada muy sólidamente, la hicieron para blindarse de posibles denuncias judiciales en el futuro", admitió este martes -con el orgullo perjudicado- uno de los cerebros jurídicos del macrismo.

"Rosenkrantz ya no podía construir consensos. En la acordada del 2x1 y en la de los jubilados quedó solo, eso ya no es ser presidente de una Corte", evaluó otro de los integrantes de la mesa judicial de la Casa Rosada.

"Esto no es sólo un mensaje a Rosenkrantz: es una carta que le mandan también al Gobierno y a oficialistas como Carrió, que pensó que Lorenzetti estaba terminado o que Rosatti le iba a jugar a favor", concluye ese mismo abogado.

Fuente: Clarín


 

Te puede interesar