MUERTE DEL RUGBIER: JULIETA PIDIÓ PERDÓN A LOS PADRES DEL JOVEN MUERTO

Nacionales 11/10/2017 Por
El juez de Garantías Pablo Peñasco resolvió dictar la prisión preventiva y el procesamiento. Además, le trabó un embargo por 300.000 pesos.
caso rugbir arg

El juez de Garantías de San Rafael, Pablo Peñasco, resolvió que Julieta Silva, la joven que atropelló y mató a su novio rugbier a la salida de un bar, siga presa preventivamente. Además, decidió procesarla y le trabó un embargo por 300.000 pesos sobre sus bienes.

La decisión fue tomada luego de escuchar unas breves palabras de la imputada y los alegatos de la Fiscalía, la querella y la defensa.

Visiblemente compungida, la acusada apenas pudo hablar y solo atinó a pedirle perdón a los padres de Genaro Fortunato, la víctima. Sostuvo que "no lo vio tirado" y que "deberá pagar por el accidente" si tiene que hacerlo. Aseguró que extraña a sus hijos y que "siente profundo dolor por no poder estar con ellos todos los días".

Previamente, la fiscal Andrea Rossi dio una dura exposición, en la que aseguró que la mujer actuó con alevosía cuando arrolló al rugbier la madrugada del 10 de septiembre pasado. "Se percató que Fortunato estaba en el piso y de todas formas lo atropelló". Dijo que lo embistió "con frialdad y sin culpa" y que "jamás intentó acercarse. Aseguró que "solo llamó a la ambulancia por exigencia de Axel, el cuidacoches", que relató cómo Silva embistió al rugbier.

Infobae

Te puede interesar