LA DETENCIÓN DE AMADO BOUDOU HIZO RECRUDECER AÚN MÁS LA INTERNA EN EL PERONISMO

Nacionales 04/11/2017 Por
Los gobernadores de San Juan y Salta dijeron que no hay que interferir. Aníbal Fernández reclamó a dirigentes de su partido dejar de "hacerse los pelotudos".
rJaRpkNRb_930x525
LA DETENCIÓN DE AMADO BOUDOU HIZO RECRUDECER AÚN MÁS LA INTERNA EN EL PERONISMO

El peronismo evidencia sus diferencias, también en la postura frente a las detenciones de ex funcionarios kirchneristas. El gobernador de San Juan, Sergio Uñac – uno de los peronistas vencedores de las últimas elecciones- contradijo ayer a la ex presidenta Cristina Kirchner, quien el viernes había asegurado que la detención de Amado Boudou ponía en riesgo la democracia. Mientras tanto, kirchneristas aguerridos, como Aníbal Fernández, le pidió a los dirigentes de su partido que“dejen de hacerse los pelotudos" y defiendan a sus ex compañeros.

“El poder político tiene que respetar las decisiones del poder judicial. Yo no creo que esté en riesgo la democracia. Ya llevamos más de treinta y pico de años ininterrumpidos de democracia”, señaló Uñac.

El viernes, Unidad Ciudadana había emitido un comunicado en el que si bien no nombraba al ex ministro de Planificación, Julio De Vido, apuntaba contra el Gobierno de Mauricio Macri por la detención de Boudou y la renuncia de la ex procuradora, Alejandra Gils Carbó. “Macri está utilizando al Poder Judicial para perseguir a los dirigentes opositores”, señala el texto que además considera que que con estos actos se vulneró el Estado de Derecho y la división de poderes.

El ala kirchnerista hizo hincapié en que Boudou fue detenido sin condena. Sobre eso, también discrepó Uñac. “Es verdad que es una decisión que no es usual, pero el juez ha explicado que según su visión hay algún peligro en el desarrollo de la situación”, consideró, a la vez que planteó que los dirigentes que no hacen bien las cosas deben “dar las explicaciones y la justicia las juzgará”. “Esta es la manera por la cual la sociedad va a creer en las instituciones republicanas”, concluyó.

Esa misma línea siguió su par de Salta, el peronista Juan Manuel Urtubey. “Es útil tratar de despejar ese preconcepto de la vinculación entre la justicia y el poder político. Cuando la justicia avanza, algunos dicen que es porque hay persecución política y cuando no avanza es porque hay protección política. La justicia es independiente, aunque los tiempos a veces no llegan en el momento que uno espera”, declaró. Por otro lado, atravesar vivir un momento de “doble sensaciones”: “Por un lado la tranquilidad de que las instituciones funcionan y por otro, la preocupación de vivir esta situación institucional que no tiene antecedentes”.

Mientras tanto, el ex jefe de Gabinete kirchnerista, Aníbal Fernández, despotricó contra los dirigentes peronistas que no salieron a defender a Boudou ni a De Vido. “Como yo no me estoy buscando la impunidad ni para mí, ni para nadie,lo que estoy buscando es que los dirigentes de mi partido dejen de hacerse los pelotudos y pongan la cara de una vez por todas por los que realmente laburaron, se rompieron el lomo y defendieron a capa y espada lo que les correspondía a todos", señaló.

Esto lo llevó a recordar un momento personal. "¿Sabes a quién fue el primero al que dejaron solo? A mí. Cuando (Jorge) Lanata, Canal 13, Elisa Carrió me inventaron un programa hace dos años y tres meses. ¿Vos crees que me citó alguna vez un juez? Nunca. No lo van a hacer tampoco porque yo tengo una sola vida, no me pueden inventar una vida. Sin embargo ninguno puso la jeta. Ni la actual conducción del partido ni nadie, me la tuve que bancar solito”, rememoró indignado.

El ex vice gobernador bonaerense, Gabriel Mariotto, también se quejó por la falta de "república". "窜辡o hay garantías constitucionales ni presunción de inocencia. Esto es una cacería", aseguró.

Fuente: Clarín

Te puede interesar