UN JUBILADO MATÓ DE 20 PUÑALADAS A SU MUJER PORQUE LO TENÍA "CANSADO"

Nacionales 07/12/2017 Por
El asesinato ocurrió en la casa donde vivía la pareja. El hombre fue detenido y confesó que había matado a su mujer porque lo tenía "cansado".
femicidio

Un jubilado de 80 años fue detenido este miércoles acusado de haber asesinado de unas 20 puñaladas a su esposa de 75 en su casa del centro de la localidad bonaerense de San Isidro, donde confesó a policías que la mató porque lo tenía "cansado", informaron fuentes policiales.

La víctima fue identificada como Gabriela Josefina Del Olmo (75) y el presunto femicida como Eduardo Cid (80), un jubilado de nacionalidad española.

El crimen fue descubierto a las 6 de esta mañana en el domicilio del matrimonio, ubicado en la calle Pedro de Mendoza 683, frente a la estación San Isidro R del Tren de la Costa.

Ante un llamado a la línea de emergencias policiales 911 efectuado por vecinos que se quejaban por gritos y ruidos molestos, la comisaría 1ra. de San Isidro envió un móvil policial, cuyos efectivos tocaron el timbre.

Brutal femcidio en San Isidro: un jubilado mató a su mujer de 20 puñaladas

Los policías fueron atendidos por Cid quien, según las fuentes, en una declaración espontánea que no tiene valor judicial, les dijo: "La maté porque me tenía cansado".

Al ingresar a la vivienda, los efectivos constataron que en uno de los dormitorios Del Olmo yacía muerta semidesnuda tirada boca abajo al costado de la cama y que a simple vista presentaba heridas de arma blanca.

Los policías detuvieron a Cid en el lugar y tras consultar al fiscal en turno, Claudio Scapolán, de la Fiscalía del Área Ejecutiva de Investigaciones Criminales de San isidro, se preservó la escena del crimen y se convocó a la Policía Científica.

Si bien se esperan los resultados de la autopsia, la médica forense que trabajó en el lugar del hecho informó a los investigadores que la víctima tenía dos heridas punzo cortantes profundas en la sien izquierda, al menos otras 17 lesiones de arma blanca en la espalda y algunas lesiones defensivas.

Los peritos encontraron ensangrentados en el lugar lo que podrían ser las armas homicidas: un cuchillo tipo "Tramontina" y un trozo de hierro.

El fiscal Scapolán dejó detenido al anciano acusado del delito de homicidio agravado por el vínculo y por haber sido cometido con violencia de género, lo que constituye un "femicidio".

Voceros de la investigación indicaron que el fiscal se disponía a ordenar una batería de estudios y peritajes psiquiátricos y psicológicos para el imputado.

Fuente: minuto Uno

Te puede interesar