INDIGNANTE: Encuentran descuartizada a una mujer en la Villa 31

Buscan a su pareja quien se encuentra desaparecido desde el sábado.

Policiales Por: Aquí Jujuy 18 de marzo de 2019
HySeONeVl_1256x620__1

Un macabro hallazgo fue realizado el sábado en una casa de la Villa 31, en el barrio porteño de Retiro. Encontraron un cuerpo descuartizado y se confirmó que es de una mujer. El hombre que era su pareja está desaparecido. 

Fuentes policiales informaron a Clarín que al llegar al lugar del hecho -la casa 108 de la manzana 110- se encontraron con un cadáver femenino descuartizado. La víctima fue identificada como Liliana González, de 37 años, nacida en Paraguay.

Los efectivos indicaron que el principal sospechoso del femicidio es su pareja, Waldo Servian Riquelme, también paraguayo y de 33 años. El hombre fue imputado y se encuentra desaparecido desde el sábado a la tarde. Ordenaron su captura y la prohibición de salida del país. 

Según lo detallado por Télam, la Policía fue convocada al lugar porque los vecinos sintieron olores nauseabundos y ninguno de los integrantes de la pareja contestó cuando les tocaron la puerta.

Además, algunos familiares de la pareja dijeron que no sabían nada de ellos desde el sábado a las 17. Ante este panorama, la Policía decidió irrumpir al domicilio, previa autorización judicial.

Los efectivos de la unidad de prevención barrial 4 y de la comisaría comunal 1 que ingresaron al domicilio no detectaron puertas ni ventanas forzadas, ni desorden en el lugar. Pero al llegar al baño encontraron los primeros restos humanos desmembrados.

El caso es investigado por el fiscal en lo criminal y correccional 14, Andrés Madrea, el juzgado 39 del mismo fuero, a cargo de Diego Slupski, y detectives de la división Homicidios de la Policía de la Ciudad.

Fuente: Clarín


 

Te puede interesar

Orden de restricción de 100 kilómetros: quedó ciega por los golpes de su ex que saldrá en libertad

La justicia de Familia de La Plata dispuso, en un fallo inédito, que se proteja a Susana Gómez, quien quedó ciega a raíz de los golpes de su marido, con una restricción perimetral que impida que éste se acerque a menos de 100 kilómetros de la mujer, ante la eventualidad que el agresor finalmente sea liberado a pesar de no haber cumplido con un tratamiento contra la violencia de género, informó hoy una fuente judicial.

20190914_115635