El pedido del padre de la policía baleada en Ituzaingó: "Solo quiero un trabajo"

Juan Espíndola se quedó sin empleo un día antes de que su hija fuera baleada por delincuentes.

Nacionales Por: Aqui Jujuy 30 de julio de 2018
djr1mttwsaefhh7.jpg_1902800913

La vida le cambió en apenas unos minutos. Juan Espíndola se enteró de la trágica noticia de que su hija había sido baleada en el cuello en el Peaje Quintana (Autopista del Oeste), tras cumplir con un servicio de Policía Adicional (Polad). "A partir de mañana va a venir la pesadilla", afirmó reconociendo que todavía no cayó ante el drama de la muerte cerebral de Lourdes.

La familia ya abandonó el Hospital Posadas luego de que los médicos declararon que la mujer policía tiene muerte cerebral y su estado es irreversible. "Ya estoy en mi casa, porque ahora se encarga de todo la Justicia, la ART, el comisario y el comando", señaló sobre la burocracia que deviene ante estos casos.

En shock y sin encontrar explicaciones, Espíndola no puede bajar la cabeza: debe ayudar para mantener a su nieto. Sin embargo, en la última semana también se enfrentó a otra dura noticia. La empresa en la que trabaja desde hace 16 años cerró este viernes y quedó desempleado. Y ante la consulta sobre cómo lo pueden ayudar repite con desazón: "Con un trabajo".

"El único que me ofreció ayuda ayer fue el Intendente Patricio Mussi de Berazategui. Del Gobierno no recibí nada, la gobernadora María Eugenia Vidal se olvidó de todo", reclamó en diálogo con radio La Red.

A diferencia de otros casos, Lourdes no provenía de una familia de policías o ligada a las fuerzas de seguridad. La vocación de ella había nacido hace años: "Siempre quiso ser policía, desde el jardín, era su sueño. No se lo podíamos sacar de la cabeza", remarcó.

Fuente: Todo Noticias

Te puede interesar