Macri eliminó Ministerios y desplazó a dos vicejefes de Gabinete

Lopetegui y Quintana dejarán su cargo. Representa un recorte en el poder de Peña. Habría más cambios.

Política Por: Aqui Jujuy 02 de septiembre de 2018
2760180h640

Mauricio Macri avanza en una profunda reestructuración de su administración. El Presidente reducirá a la mitad su Gabinete. Diez ministerios serán absorbidos por otras Carteras. Los vicejefes Mario Quintana y Gustavo Lopetegui no supervisarán más la gestión de los ministerios. No se descartan más cambios. El nuevo organigrama se definió durante una larga jornada de reuniones en Olivos, donde se citaron varios de los ministros más influyentes y e integrantes de la mesa más chica del Gobierno.


El Presidente no quería sacrificar a su equipo de trabajo, pero tampoco creía en las retenciones a la soja, a otros granos y a las exportaciones que Nicolás Dujovne oficializará el lunes. Fuentes gubernamentales confirmaron a Clarín que los ministerios de Ciencia y Tecnología, Cultura, Energía, Agroindustria, Salud, Turismo, Ambiente, Trabajo y Modernización se convertirán en secretarías de otras Carteras.

Ciencia y Tecnología pasará a Educación. Lo mismo podría ocurrir con Cultura. Salud será absorbido por Desarrollo Social; Energía, por Transporte; Ambiente, al igual que Modernización, por Jefatura de Gabinete; Trabajo, por Producción. Agroindustria pasaría a Hacienda. Turismo podría quedar bajo el mando de Producción.

No todos aceptarán los cambios. El titular de Agroindustria Luis Etchevehere no resistiría la degradación de su cargo por el que renunció a la Rural y al bono de 500 mil pesos y mucho menos el restablecimiento de las retenciones. Lo mismo ocurrirá con el único ministro que Macri y Cristina Kirchner compartieron: el de Ciencia, Lino Barañao. Otros, como Adolfo Rubinstein, quedarían golpeados. 

En un sábado atípico, solo explicado por el tamaño de la crisis, Mauricio Macri recibió en Olivos a su mesa más chica de poder. Desde temprano y hasta entrada la noche, la residencia presidencial fue un desfile de funcionarios de primera línea. Como anticipó este diario, el Presidente inauguró su agenda con el triángulo más poderoso del PRO: Marcos Peña, Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal. Con los tres y, más tarde junto al ministro de Hacienda Nicolás Dujovne, terminó de cocinar el paquete de medidas económicas y políticas de emergencia.

El Presidente no había conversado con el jefe de Gobierno porteño y la gobernadora la profundidad de los cambios. Durante la reunión del sábado terminó de delinearse la estrategia para relanzar el Gobierno, que atraviesa su momento más crítico. Larreta y sobre todo Vidal habían marcado en el transcurso de la semana diferencias con el modelo de conducción de la Casa Rosada, que administra Peña. Reclamaron por lo bajo soluciones políticas. El sucesor de Macri en la Ciudad debió volver a negar este sábado públicamente que podría dejar su cargo para reemplazar al ministro coordinador. La salida de Quintana y Lopetegui, que llegaron a la gestión gracias a su amigo Larreta, a quienes el Presidente definió, como a Peña, como “sus ojos e inteligencia” obraría en ese sentido. El ministro coordinador por ahora sigue firme, aunque algunos funcionarios de peso no descartan más movimientos. Lo cierto es que las salidas de Lopetegui y Quintana representan una pérdida de poder para Peña. Desde la oposición y el mercado piden un ministro de Economía fuerte.

Macri y su fuero más íntimo están convencidos de que para restablecer la confianza de los mercados y estabilizar el dólar lo único prioritario es reducir el déficit, pero necesita hacer saltar algunos fusibles y enviar un gesto de austeridad.

Tan extraña, además de hermética, fue la jornada que nadie se molestó en evitar que trascendiera la presencia del ex intendente Carlos Grosso, asesor en las sombras de Macri, famoso por el prontuario que lo obligó a renunciar en 2002. Otro de los colaboradores externos preferidos del Presidente, Jaime Durán Barba, pasó por la Quinta, tal como el viernes. La ausencia de Nicolás Caputo -el hermano del alma del mandatario- solo se explica por su viaje a Italia.

Durante el transcurso de la tarde se sumaron a las reuniones los ministros de mayor peso en el Gabinete. Primero, el responsable de la Cartera de Interior, Rogelio Frigerio, y el de Producción Dante Sica. Los dos ganaron influencia en las últimas semanas. Siguió el de Trabajo, Jorge Triaca, el de Modernización, Andrés Ibarra, y el de Transporte, Guillermo Dietrich. La titular de Desarrollo Social Carolina Stanley llegó bien entrada la tarde, igual que el titular de Diputados Emilio Monzó.

Como contrapartida, los ministros que no participaron del Gabinete de crisis ignoraban todo lo que ocurría en Olivos. Quintana se comunicó con algunos de ellos, como si los cambios no lo afectaran.

Macri, que al asumir creó 5 nuevos ministerios, vuelve sobre sus pasos: necesita cambiar. Este domingo recibirá a los gobernadores socios de Cambiemos y a los jefes parlamentarios de la coalición oficialista. 

Fuente: Clarín

Te puede interesar