CENTURIÓN: “Vivo en la casa de Gran Hermano, todos están esperando que me equivoque”

El futbolista afirmó que no fue invitado a la fiesta de Racing Campeón y habló de los consejos que le dio Ruggeri.

Espectáculos Por: Aquí Jujuy 14 de abril de 2019
Y9fMb_OhB_1256x620__1

Ricardo Centurión vivió los festejos de Racing campeón desde afuera. Habrá escuchado cómo los hinchas que tantas veces celebraron sus goles y gambetas ésta vez optaron por silbarlo cuando fue nombrado en la consagración. 

Su historia reciente es conocida. Tras aquel desplante público a Eduardo Coudet en la cancha de River, el mediocampista ofensivo de la Academia fue separado del plantel profesional y protagonizó varios episodios que, en lugar de acercarlo a una reconciliación, lo alejaron cada vez más. Se sabe: su futuro será lejos de Avellaneda. 

"En la vida privada he fallado muchas veces y es parte del aprendizaje. Estoy arrepentido y me hago responsable", admitió Ricky sentado a la mesa del programa que conduce Mirtha Legrand en Canal 13. Allí compartió la cena junto a Alfredo Casero, Baby Etchecopar, Marcela Tinayre y Marcela Pagano.

Durante el programa, Centu confirmó que no había sido invitado a la fiesta de Racing Campeón y aseguró que el presidente Víctor Blanco fue quien más fuerza hizo para que continuara en el plantel. "La decisión de apartarme fue del técnico (Coudet) y del mánager (Diego Milito. Me bajaron a la Reserva, pero fui parte del campeonato, yo lo siento así, aunque no pude estar", tiró. 

También se refirió a los consejos que le dio Oscar Ruggeri durante una entrevista televisiva en Fox. El Cabezón intentó hacerlo recapacitar  acerca de las dificultades personales que lo alejan de la cancha y atentan contra su carrera profesional. 

"Que las palabras vengan de parte de él, siendo campeón del mundo, a mí me hace bien. Dije lo que quería escuchar mucha gente", agregó.

El futuro del jugador de 26 años por ahora es una incógnita, aunque de acuerdo a lo que adelantó Blanco, será en el exterior. Mientras tanto, Centu continúa con su vida, con esa fina frontera entre lo público y lo privado. 

"Vivo en la casa de Gran Hermano en Buenos Aires. Todos me filman, todos están esperando que me equivoque", resumió el futbolista para graficar la repercusión que provocan sus actos en los medios de comunicación. 

En este sentido publicó en sus redes sociales otra muestra del contraste que lo define: el viernes cenó en el cordón de la vereda y el sábado en la lujosa mesa de Mirtha. 

"De comer en la esquina de la villa a mañana con Mirta", anunciaba Centurión entre risas en su cuenta de Instagram.

"No puedo subir una historia, Y si la subo, como anoche en la esquina de mi barrio, la levanta Olé o TyC Sports. El título es 'me gusta salir de noche'. Buscan el título, pero cuando ves la nota la sacan de contexto", cerró.

Fuente: Clarín


 

Te puede interesar